Agrandar imagen

El juez Pablo Andrés Vírgala rechazó este martes, por sexta vez, un pedido de sobreseimiento en la causa por enriquecimiento ilícito abierta en 2016 sobre el exvicegobernador y actual intendente de Santa Elena, Domingo Daniel Rossi, y su esposa, la exdiputada provincial Patricia Díaz. Vírgala tampoco hizo lugar al segundo planteo que formuló el defensor: el beneficio de la prescripción de la acción penal.


"La situación de los investigados es hoy un poco más comprometida", resumió Virgala este martes al dar a conocer su resolución a la petición que había formulado el viernes 20 de diciembre último el defensor de Rossi, Carlos Reggiardo. "Lo único nuevo es una prueba que, lejos de favorecer la postura de los investigados, no hace sino comprometerlos", evaluó el magistrado al citar la documentación remitida, vía diplomática, por el Scotia Bank de la República Oriental del Uruguay, que certificó que la esposa de Rossi tiene una cuenta de 300 mil dólares.


Esa información, conseguida después de una «engorrosa tramitación», según Vírgala, aporta nuevos elementos para dilucidar la responsabilidad de Rossi y su esposa, Patricia Díaz, en el delito que se les endilga, enriquecimiento durante la función pública, publicó Entre Ríos Ahora.


El último revés ocurrió el viernes 22 de noviembre. Ese día, el juez de Garantías Nº2, José Eduardo Ruhl, le dio la mala nueva a Rossi: rechazó por quinta vez el pedido de sobreseimiento. Los argumentos del juez al rechazar la petición defensiva fueron similares a los vertidos en otras oportunidades: que se trata de una causa compleja y que no existe “certeza negativa” para impedir que la Fiscalía siga investigando.


En la última decisión, el juez Ruhl tomó un nuevo argumento del fiscal Piérola, quien dijo en base a informes del sistema bancario uruguayo conseguido vía judicial se supo que Rossi y Díaz tendrían un depósito de 300 mil dólares en el Scotiabank de la República Oriental del Uruguay.


A Rossi y a su esposa, la exdiputada provincial Patricia Díaz, la Fiscalía le enrostra el manejo de cuentas bancarias en la República Oriental del Uruguay bajo la sospecha de que el dinero allí depositado había sido producto del paso de ambos por la función pública. En la audiencia del 12 de noviembre, el fiscal Álvaro Piérola negó que se trate de una persecución política contra Rossi ni un ensañamiento de parte del jefe de los fiscales, Jorge García, y aseguró que cuenta con elementos suficientes que acreditarían la existencia de esas cuentas. Puntualmente, presentó un informe llegado vía la Cancillería en el que el Scotiabank accedió a brindar información, luego de un proceso judicial en el Uruguay, en el que admite que Rossi y Díaz poseen una cuenta con 300 mil dólares.


“Estamos ejerciendo una función constitucional, no estamos ejerciendo una persecución contra el señor Rossi”, dijo, enfático, el fiscal, en respuesta al planteo de Reggiardo.


"Este es el quinto round. Se han hecho cinco pedidos de sobreseimiento. Cuatro fueron rechazados. Pero hoy consideramos que estamos en condiciones de pedir que se dicte el sobreseimiento, porque consideramos que de la prueba producida en tres años de tramitación de esta causa surge a las claras que el hecho investigado no ha existido”, señaló el defensor. Luego, hizo lo que ha hecho en las anteriores audiencias: cargó contra ANÁLISIS, que publicó el caso que luego sirvió de base para la apertura de una causa en la Justicia. Y reprochó al Procurador Jorge García haber ordenado que se investigue a Rossi en base a una nota periodística.


Reggiardo admitió que la esposa de Rossi tiene una cuenta en el Uruguay, pero dijo que se abrió antes del período que el que Díaz fue diputada provincial, entre 2007 y 2011. “Es una cuenta vieja, abierta en 2002”, subrayó. Y reiteró el pedido de sobreseimiento y el cierre de la causa para no tener a Rossi “en la parrilla”, señaló, parafraseando al presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón. “Rossi ha sufrido un escarnio público en estos tres años”, afirmó. “Pedimos que la Fiscalía acompañe este pedido de sobreseimiento, y que su señoría diga que este proceso no afecta el buen nombre y honor del señor Rossi”, apuntó.


Pero Piérola le contestó que no estaba en condiciones de pedir sobreseimiento, y mostró una documentación llegada vía Cancillería desde Uruguay que abonaría la tesis de Fiscalía: que el matrimonio Rossi-Díaz posee cuentas en el exterior, que han tenido movimientos y eso se desprende de un informe que consiguió la Justicia uruguaya del Scotiabank, que primero se mostró muy remiso a brindar datos. “Primero Rossi dijo que no tenía cuentas. Después, se discutió sobre la fecha de la apertura de esas cuentas. La evidencia que se pudo recoger hoy, nos da la razón. E indica que lo que se afirmó no era cierto. Hicimos lo que teníamos que hacer: por vía diplomática se pidió la información y esa información, aunque tardó, finalmente llegó. Pedimos vía Afip y vía Cancillería. Llegó vía Cancillería. El informe lo hizo el Banco Central del Uruguay. De muchas entidades hay informes negativos, pero también hay informes positivos. Hubo que ir a la Justicia del Uruguay para exigir que el Scotiabank nos diera información, porque el banco protegía a su cliente. Por eso el mote que tiene Uruguay de paraíso fiscal”, sostuvo Piérola.


No sólo ese informe daría cuenta de la existencia de cuentas en Uruguay, sino evidenciaría el movimiento reciente en esas cuentas. “La Fiscalía hace las cosas como las tiene que hacer, por la vía legal. Y o vamos a seguir haciendo. Vamos a pedir ampliación de la información, de saldos en miles de dólares en las cuentas, y de compra de bonos”, adelantó.


Se trata de un quinto pedido de sobreseimiento en la causa abierta por supuesto enriquecimiento ilícito.


Hasta ahora, los sucesivos magistrados que han intervenido en la causa le han rechazado esa petición.


El 5 de febrero de este año, el juez de Juicio y Apelaciones Pablo Vírgala rechazó el pedido de sobreseimiento en esa causa por supuesto enriquecimiento ilícito que formuló la defensa del exvicegobernador Rossi; y su esposa, la exdiputada Patricia Díaz.
La petición había sido presentada por los abogados Carlos Reggiardo y Marciano Martínez. Sin embargo, la solicitud no tuvo buena acogida por parte del juez Vírgala, quien confirmó la resolución del juez de Garantías José Eduardo Ruhl de fecha 17 de diciembre de 2018.


La resolución de Vírgala fue el cuarto revés para Rossi y Díaz que hace dos años buscan ser sobreseídos y que se le ponga punto final a la investigación. Anteriormente, formulaciones similares fueron rechazadas por el juez de Garantías Ruhl. Primero lo hizo el 15 de septiembre de 2017, luego el 14 de marzo de 2018 y en una tercera oportunidad el 17 de diciembre del 2018.
La causa por supuesto enriquecimiento ilícito a Rossi y su esposa -la segunda; ya tuvo condena por una primera investigación judicial- se abrió en 2016, y a pesar de que el exvicegobernador viene batallando por conseguir su sobreseimiento, la pesquisa judicial sigue en pie. El último martes 5 de febrero, el juez de Juicio y Apelaciones, Pablo Vírgala, rechazó el pedido de sobreseimiento.


El defensor de Rossi dijo que analizará recurrir la resolución de Vírgala ante la Cámara de Casación Penal -"aunque ya sabemos cuál va a ser el fallo de la Cámara de Confirmación Pena"», ironizó-, aunque se mostró confiado en la resolución final que pueda adoptar el Superior Tribunal de Justicia (STJ) una vez que la causa llegue a esa instancia.

Etiquetas

Judiciales

¡Comentá esta nota!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO LA PAZ se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.