Agrandar imagen

“Si me quieren sacar que lo hagan a empujones, delante de la gente”, planteó en TN el juez Germán Castelli. Integra el Tribunal Oral Federal N°7, que quedó a cargo de la causa de los cuadernos de las coimas, y el kirchnerismo busca removerlo del juzgado.


La vicepresidenta Cristina Kirchner, que será juzgada por la causa Cuadernos, convocó a una sesión para el miércoles en el Senado en la que el oficialismo tratará de desplazar a los jueces Castelli, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, que negaron que haya habido irregularidades. Estos últimos dos integran la Cámara Federal, que revisa las decisiones de los jueces de primera instancia.


La semana pasada Castelli le pidió a la Corte Suprema mediante un recurso per saltum que frene el intento del Frente de Todos de trasladarlo del Tribunal que integra. El magistrado sostuvo que el máximo tribunal tiene “la oportunidad de poner las cosas en su lugar y evitar este atropello”.


Cuestionó que “todo el aparato estatal está puesto” en desplazarlo de manera ilegal de su cargo" y calificó como “una vergüenza” la medida que impulsa el Gobierno. Consideró que se trata de “un atropello en medio de la hambruna provocada por la pandemia” y que el Ejecutivo “debería estar concentrado en en resolver los problemas que atraviesa la sociedad”.


Explicó que en la causa cuadernos hay “graves conductas supuestamente cometidas” por la vicepresidenta, que fue procesada en esta causa como jefa de una asociación ilícita. Dijo que Cristina Kirchner tendrá “un juicio justo” en el que a los magistrados no les temblará el pulso para determinar “la absolución o la condena”, a partir de las evidencias que se presenten en el proceso.


Anticipó que en el caso de que avance su desplazamiento del TOF 7 va a apelar “hasta las últimas consecuencias, con la Constitución en la mano”. Explicó que si lo quieren remover deberán sacarlo “a empujones, delante de la gente”. Aunque se mostró confiado en que la Corte hará lugar a su reclamo y pondrá “las cosas en su lugar”.



El plan del kirchnerismo para desplazar jueces


A fines de julio el Consejo de la Magistratura dio luz verde al dictamen para enviar al Ejecutivo los antecedentes de diez jueces en cuyos traslados durante el gobierno de Mauricio Macri. El kirchnerismo considera que en esos traslados se vulneraron pautas constitucionales. Se trata del dictamen que elevó Diego Molea, representante académico cercano al oficialismo, en base al informe de Gerónimo Ustarroz, que encarna al Poder Ejecutivo en el cuerpo.


El consejero oficialista planteó que no se cumplieron con criterios como el cambio de jurisdicción, mayor jerarquía en los cargos por ocupar o la falta de competencia. Cuestionó que los pliegos no tuvieron aval del Senado y que las vacancias se tendrían que haber ocupado con la previa realización de concursos que no se realizaron.


Uno de los jueces que el kirchnerismo intenta desplazar es Castelli, que integra el Tribunal Oral Federal 7, que debe juzgar a la vicepresidenta en la causa de los cuadernos de las coimas. El juez fue trasladado desde el Tribunal Oral Federal 3 de San Martín.


Entre esos jueces están además los integrantes de la sala I de la Cámara Federal porteña, Bruglia y Bertuzzi, que analizan las causas por corrupción que se investigan en los tribunales federales de Comodoro Py.


Bertuzzi integró el Tribunal Oral Federal 4 y fue uno de los jueces que condenó a Amado Boudou por el juicio del caso Ciccone. Mientras que como camarista, al igual que Bruglia, confirmó todos los fallos que el juez federal Claudio Bonadio (que murió en febrero) tomó en la causa de los Cuadernos.


El dictamen de la Magistratura avanzó en el Senado, que el miércoles tratará de desplazar a los magistrados. Previo al debate Castelli, Bruglia y Bertuzzi hicieron presentaciones ante el máximo tribunal de Justicia para frenar sus eventuales desplazamientos de los cargos que ocupan actualmente.


Fuente: Tn


Etiquetas

Judiciales

¡Comentá esta nota!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO LA PAZ se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.