Agrandar imagen

El Consejo Federal de Educación aprobó en la jornada del jueves la vuelta "escalonada y segura" a las clases presenciales a partir de un protocolo que evalúa el riesgo sanitario en cada jurisdicción.


Ente ello, Agmer fijo su contundente rechazo a dicha decisión al asegurar que en Entre Ríos "no están dadas las condiciones sanitarias" como consecuencia del sostenido aumento de casos en el territorio entrerriano: "Ayer 15 de los 17 departamentos de la provincia presentaron nuevos casos de coronavirus, dando cuenta de un fuerte progreso de la pandemia", sostuvo Zampedri.


Si bien el secretario Gremial admitió que "la virtualidad por más buena que sea", no se compara con la presencialidad, remarcó que "el complejo escenario por el que nuestro país y nuestra provincia están atravesando", lleva a priorizar la salud de docentes, alumnos y toda la comunidad educativa.


"No imaginamos un regreso a las aulas"


Zampedri dijo que al aumento sostenido de casos en la provincia se le suma que tampoco están dadas las condiciones de bioseguridad y de infraestructura para que el regreso sea seguro.


"El Estado no ha invertido para garantizar las condiciones de bioseguridad como el reparto de barbijos o la distribución de alcohol en gel. Tampoco ha desarrollado un plan de infraestructura que garantice que se puedan llevar a cabo las condiciones de aislamiento e higiene que exigen los protocolos", mencionó.


Por último señaló: "Los protocolos son necesarios pero no suficientes para un regreso seguro. Para que ello pase, tampoco tiene que haber circulación comunitaria o por conglomerado, y eso claramente no está sucediendo. La pandemia va en avance".


"El Estado provincial y nacional no tienen que ceder ante las presiones de los sectores concentrados de poder, porque esto es una ofensiva de los sectores anticuarentena", disparó. 


Fuente: Apf

Etiquetas

Educación

¡Comentá esta nota!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. DIARIO LA PAZ se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.